miércoles, 18 de junio de 2008

enfermedades de aves de correal

BRUCELÓSIS: enfermedad de Bang. Aborto contagioso. Aborto infeccioso. Aborto enzootico. Mal parto de los bovinos.
Definición: enfermedad contagiosa, especialmente del ganado vacuno, de las cabras y de los puercos; transmisible al hombre.
Causa: brucilla abortus
Síntomas: aborto, retención de membranas. Fiebreelevada. La vaca aborta comúnmente entre los 2 y los 4 meses. Infecundidad.
Prevención: aislamiento o sacrificio de los animales atacados. Vacunación de las terneras.
CÓLERA PORCINO: "pintadilla". "Mal rojo". Peste porcina.
Definición: enfermedad de los cerdos muy contagiosa, de carácter fatal
Causa: Virus
Síntomas: deshidratación. Conuntivitis, párpados pegados. Depresión, inapetencia. Fiebre. Cianósis cutánea. Aspecto del riñón con petequias.
Prevención: Vacunación. Buenas condiciones higiénicas.
CRESTA AZUL: enfermedad del polluelo. Fiebre del fango. Enteritis no específica. Enteronefrítis aviar.
Definición: trastorno metabólico que afecta sobre todo a los animales jóvenes, pero con posibilidad de que pase a los adultos.
Causa: desconocida
Síntomas: se presenta en los meses calurosos, las aves hasta entonces saludables pierden el apetito, quedan abatidas y expulsan diarrea profusa. Las crestas pueden aparecer caídas y azulosas. Disminuye la producción de huevos.
ECTIMA CONTAGIOSO: "Fuego de la boca". Dermatósis pustulosa. Boqueras.
Definición: enfermedad contagiosa específica de carneros y cabras, caracterizada por pápulas, vesículas, pústulas y costuras sobre la piel y las mucosas, especialmente la boca y las ubres.
Causa: virus
Síntomas: Hinchazón de los labios. Costras secas y húmedas. Falta de apetito. Posibles invasiones secundarias.
ECZEMA: quemadura de la piel. Dermatitis.
Definición: enfermedad que afecta sobre todo la piel de los perros durante los meses calurosos.
Causa: estreptococos, estafilococos, hongos. Alimentación impropia. Irritación local.Lavado excesivo con jabones fuertes, insectos.
Síntomas: llagas y lesiones cutáneas de varios aspectos y dimensiones.
Tratamiento: alimentación correcta. Parasiticidas, lociones astringentes.
EDEMA MALIGNO: gangrena gaseosa. Gangrena enfisematosa. Septicemia gangrenosa.
Definición: toxemia febril aguda de los caballos, bovinos carneros, cabras, y mulas; con posible contagio al hombre. Se caracteriza por edemas locales, suele estar relacionada con heridas.
Causa: clostridium septicum.
Síntomas: toxemia. Fiebre. Edema gaseoso localizado. Notable abatimiento, inmovilidad.
Prevención: limpieza en las operaciones, drenaje en las heridas e incisiones. Bacterinas.
ENFERMEDAD DE CARRE: Moquillo del perro (distemper). Garrotillo.
Definición: afección contagiosa, aguda, febril, de los perros, especialmente los jóvenes. Puede afectar a otros mamíferos.
Causa: Virus, con invasión secundaria por otras bacterias, microorganismos.
Síntomas: flujo purulento de los ojos y de la nariz, fiebre elevada. Diarrea, depresión, pústulas en la piel, erupciones. Inflamación de las mucosas, escalofríos, estornudos. Puede estar interesado el sistema nervioso.
Prevención: vacunación de los cachorros, buenos cuidados y alimentación.
Tratamiento: suero antimoquilloso.
ENFERMEDAD RESPIRATORIA CRÓNICA: infección de los sacos aéreos.
Definición: enfermedad infecciosa d las gallinas y pavos, en la que se afectan las ías respiratorias, la tráquea, los sacos aéreos, el pulmón y hasta el saco cardíaco. Se distingue por estertores respiratorios, tos y secreción nasal.
Causa: agente sin clasificar, llamado PPLO (pleura pneumonias like organism) (gérmen de la pleuroneumonía).
Síntomas:estertores, resuello. Secreción nasal.Tos rasposa. Estornudos. Pérdida del apetito y de peso, baja de la producción de huevo.
Prevención: aislar a las aves sanas de las enfermas.
ENTERITIS BOVINA: disentería infecciosa. Diarrea blanca. Septicemia. Diarrea aguda. "Chorrillo". Disentería del ternero. Diarreas.
Definición: enfermedad de los terneros.
Causa: alimentación defectuosa, E. coli. Viris.
Síntomas: diarrea profusa blanca o amarilla. Fiebre, depresión, ojos empañados, postración. Piel seca sin brillo. Rigidez en la marcha, ancas manchadas por los excrementos. Abdómen encogido.
Prevención: observar las reglas higiénicas.
ENTERITIS INFECCIOSA: Histomoniasis. "Cabeza negra".
Definición: enfermedad protozoaria fatal de los pavos jóvenes.
Causa: Histomona meleagridis (protozoario)
Síntomas: Enflaquecimiento, depresión, pérdida del apetito. Coloración negruzca de la cabeza. Rigidez del paso. Deposiciones amarillentas.
Prevención: debe evitarse el contagio con los transmisores, se elimnan las aves enfermas, pisos en alto de alambre.
ENTERIRTIS PORCINA INFECCIOSA: enteritis. Salmonelosis. Tifoidea porcina. Paratifoidea. Chorro prieto. Necrobacilósis. Disentería. Gastroenteritis. Diarrea negra. Diarrea hemorrágica. Diarreas.
Definición: enfermedad aguda o crónica del cerdo
Causa: principalmente salmoneras, cholera suis.
Síntomas: Gastroenteritis intensa. Anorexia. Fiebre. Respiración rápida. Diarrea. Abdómen encogido. Pérdida rápida de peso.
Prevención: buenas condiciones higiénicas.
ERISIPELA: "MAL ROJO"
Definición: afección de tipo infeccioso, principalmente de los cerdos.
Causa: erysipelothrix rhusiopathiea
Síntomas: Temperatura elevada. Edema inflamatorio en zonas limitadas de la piel. Pérdida del apetito. Tos, palpitaciones cardíacas, inmovilidad. Inflamación de las articulaciones, debilidad de los cuartos traseros.
ESTOMATITIS VESICULAR: Falsa aftosa. Aftas esporádicas. Ulcera bucal.
Definición: enfermedad por virus, caracterizada por inflamación de la mucosa de la lenguay del resto de la boca; con formación de vesículas. Propia del caballo, pero posible también en el ganado ovino y porcino.
Causa: Virus
Síntomas: Fiebre, estupor con salivación y anorexia. Las mucosas de la lengua y los belfos se cubren de vesículas del tamaño de una lenteja, las cuales al romperse dejan superficies desnudas, empapándose en saliva sanguinolenta, pegajosa y espumosa. Dificultad en la deglución. En las ovejas y cerdas se registra baja la producción de leche. Las costras pueden cubrir toda la tetilla. En los cerdos, las lesiones predominan en la trompa, el hocico y las patas.
Prevención: Buenas condiciones higiénicas.
EXANTEMA VESICULAR: Hocico ampuloso
Definición: enfermedad febril aguda del cerdo, caracterizada por la formación de vesículas en el hocico, patas y vientre.
Causa: Virus.
Síntomas: Lesiones similares a las de la fiebre aftosa. Temperatura elevada que declina al ocurrir la ruptura de las vesículas. Dificultad respiratoria. Cojera. Falta de apetito. Gruñidos de dolor al obligar al animal a moverse.
Prevención: Buena higiene.
FIEBRE CATARRAL MALIGNA: Catarro del ganado. Coriza gangrenosa. Catarro Maligno.
Definición: Enfermedad infecciosa aguda mortífera del ganado. Ataca a la nariz, hocico, ojos, senos y sistema nervioso central.
Causa: Virus.
Síntomas:Disminución brusca del apetito. Depresión, mirada fija, no puede ver la luz, opacidad de la córnea, lagrimeo, edema de los párpados. Extensión de la cabeza, descenso notable en la producción de leche. Fiebre elevada, pulso rápido, contracciones musculares espasmódicas, excitación. Mucosas congestionadas, secreción nasal. Estreñimiento alternado con diarreas fétidas, deshidratación.
Prevención: Buena higiene.
FÍSTULA EQUINA:
Definición: bursitis purulenta de la región dorsal anterior del caballo, con absceso y trayecto fistuloso, causada por la invasión secundaria de microorganismos piógenos.
Causa: no se ha precisado aún con exactitud.
Síntomas: masa fluctuante en la región cervical. Puede abrirse espontáneamente el absceso, con salida de pus.
Tratamiento: intervención quirúrgica
GABARRO:
Definición: estado de incapacidad principalmente de los vacunos y ovejas, como consecuencia de la invasión secundaria de agentes infecciosos en una herida o en otra lesión infectada.
Causa: actinomyces Necróphorus.
Síntomas: falta de apetito. Disminución de la producción de leche. Edema. Dolor. Cojera.
Prevención: buenos cuidados y elección de pastos.
GRIPE PORCINA: influenza porcina
Definición: enfermedad febril y contagiosa del cerdo
Causa: acción sinérgica del virus de la influenza porcina con el Hemophilus suis.
Síntomas: Tos. Bronquitis. Neumonía. Fiebre. Respiración rápida. Inapetencia. Secreción ocular.
Prevención: buena higiene.
GURMA O PAPERA EQUINA: adenitis infecciosa. Garrotillo
Definición: enfermedad contagiosa aguda del ganado equino, con asiento preferente en las vías aéreas superiores y sucesiva, casi siempre a la infección gripal.
Causa: estreptococo equi, se considera el agente causal en la mayoría de los casos.
Síntomas: postración súbita, alta temperatura, secreción nasal, ganglios inflamados, abscesos en la zona de los maxilares con ruptura y salida de pus.
Prevención: buena higiene.
HEMOGLOBINURIA BACILAR: agua roja ( red disease)
Definición: enfermedad infecciosa sobreaguda del ganado vacuno
Causa: Virus.
Síntomas: emisión frecuente de orina la cual es abundante y hemorrágica, de color oscuro. Deshidratación notable, hemorragias intestinales. Temperatura elevada, abatimiento.
HEPATITIS CANINA: encefalitis de la zorra.
Definición: enfermedad infecciosa aguda de los perros, zorros y coyotes.
Causa: Virus.
Síntomas: evoluciónrápida, trastornos digestivos. Temperatura elevada. Inflamación de las amígdalas. Dolor abdominal. Algunos perros mueren rapidamente, sin presentar síntomas visibles de participación nerviosa.
Prevención: vacunación.
HEXAMITIASIS: enteritis catarral infecciosa.
Definición: enfermedad de los pavos jóvenes, los que sucumben en gran número si son menores de 10 meses. Se caracteriza por inflamación de la porción alta de las vías digestivas.
Causa: Escamita meleagridis
Síntomas: Nerviosismo, marcha a saltos. Estupor. Pérdida de peso. Cacareo continuo. Plumas encrespadas.
Prevención: Buena higiene y separación de las aves enfermas.
INFECCIÓN UMBLICAL: infección del ombligo. Onfaloflebiis. Piocepticemia.
Definición: enfermedad contagiosa aguda, propia de los animales recién nacidos y motivada por agentes del tipo septicémico.
Causa: varias bacterias.
Síntomas: el animal no siente atracción a mamar. Depresión. Fiebre elevada, pulso acelerado, respiración entrecortada. Hinchazón del ombligo. Secreción de pus por el ombligo. Hinchazón de las articulaciones. Debilidad.
Prevención: antisépticos aplicados directamente al cordón umblical. Buena higiene.
LEPTOPIRÓSIS: Enfermedad de Weil. Enfermedad de Stugart. Leptopirósis icterohemorrágica. Tifus canino,. Ictericia espiroquetósica. Ictericia infecciosa. Fiebre canina.
Definición: infección aguda atípica a veces, latente en los perros, que afecta, principalmente el sistema circulatorio, el hígado y el riñón. Puede transmitirse al hombre.
Causa: Leptospira icterohemorrágica. Leptospira canícola.
Síntomas: Tipo ictérico: temperatura elevada, debilidad, depresión, falta de apetito, vómitos, estreñimiento seguido de diarreas, ictericia, depresión, erosión de las encias, orinas escasas y oscuras o amarillentas, deshidratación, enflaquecimiento, mal olor.
Tipo hemorrágico: conjuntivas congestionadas, posible claudicación, hemorragias de las mucosas de la boca, enflaquecimiento, deshidratación, temblor muscular, comienzo brusco, con fiebre, pueden aparecer vómitos.
LISTERELÓSIS: ENFERMEDAD GIRATORIA.
Definición: enfermedad infecciosa esporádica del ganado, de las ovejas, cerdos y cabras. Puede contagiar al hombre.
Causa: Listerella monocytógenes.
Síntomas: Estupor. Temperatura elevada. Pérdida del apetito. El animal da vueltas sobre si mismo. Postración, parálisis. Dificultad respiratoria. Terminación muchas veces fatal.
Prevención: deben aislarse los animales enfermos.
MASTITIS BOVINA: MAMITIS, AGALACTIASIS.
Definición: infección aguda, sobreaguda o crónica de la ubre, motivada por la invesión bacteriana de los conductos lácteos, ascendente a partir del pezón, de lo que resulta la alteración de la leche.
Causa: diferentes estreptococos y estafilococos, con posibilidad de invasión por otras bacterias.
Síntomas: Hinchazón de la ubre. Fiebre. Lecha anormal.
Prevención: Buena higiene de los establos, buen pastoreo.
MASTITIS OVINA:
Definición: inflamación de la ubre.
Causa: Pasteurella multocida.
Síntomas: inflamación de la ubre. Temperatura elevada.
Prevención: Buena higiene, buen pastoreo.
METRITIS OVINA: inflamación de la matriz
Definición: inflamación de la pared uterina de las vacas, motivada por el traumatismo del parto. Retención de la placenta, involución incompleta. Cervicitis (inflamación del cuello de la matriz) y presencia de ciertas bacterias.
Causa: Presencia de ciertas bacterias.
Síntomas: Flujo uterino. Piometra. Pus, fiebre. Inapetencia. Depresión. Lomo arqueado.
Prevención: Buena alimentación, cuidados apropiados en el parto.
NEFRITIS: inflamación del riñón.
Definición: inflamación del riñón casi siempre secundaria a otras infecciones.
Causa: envenenamiento. Complicación de las enfermedades infecciosas agudas.
Síntomas: en los casos agudos los signosfísicos no suelen ser demostrativos. Según se va haciendo crónica la afección, puede presentarse dificultad respiratoria. Pulso rápido, enflaquecimiento y debilidad. En la vaca se reduce la producción de leche. La emisión de orina puede estar aumentada, pero es más frecuente su escasez, con dolor a veces a la palpación.
Prevención: Diuréticos, buenos cuidados.
NEUMONÍA: Pulmonía
Definición: enfermedad aguda, grave, de presentación posible en todos los animales.
Causa: Pasteurella multocida. Cornybacterium pyogenes. Salmonella supestifer. Virus.
Síntomas: Fiebre. Respiración acelerada. Corazón débil. Secreción nasal. Falta de apetito. Congestión de las mucosas. Sonidos respiratorios anormales.
Prevención: Buena higiene del establo y cuidados convenientes.
NEUMONÍA CONTAGIOSA EQUINA: Pulmonía infecciosa. Neumonía lobar. Neumonía crupal. Pastereulósis equina.
Definición: enfermedad aguda infecciosa de los caballos.
Causa: Virus, con invasores secundariosd, estreptococos y pasteurelas.
Síntomas: Temperatura elevada. Dificultad respiratoria. Secreción nasal de color rojizo. Pleuresía.
Prevención: Buena higiene de los establos. Suero.
NEUMONÍA DE LOS BOVINOS: PULMONÍA DE LOS BECERROS.
Definición: neumonía infecciosa propia de los terneros jóvenes.
Causa: Higiene defectuosa, exceso de animales en el establo, exposición al frío, alimentación inconveniente.
Síntomas: falta de apetito. Pelo áspero. Tos. Respiración rápida. Temperatura elevada.
Prevención: cuidados higiénicos bien planeados.
OTITIS EXTERNA DE LOS PERROS : inflamación de la oreja con secreción. Otorrea.
Definición: infección del pabellón de la oreja en los perros.
Causa: ulceración, acumulación de suciedad, a veces en relación con el moquillo, parásitos, eczema.
Síntomas: Secreción y supuración. Granulaciones visibles en el meato. Frecuentes acudidas de la cabeza. Sensibilidad a la palpación. Inquietud.
Prevención: lavado de oídos.
PANLEUCOPENIA: moquillo felino. Enteritis de los felinos. Agranulositosis infecciosa.
Definición: enfermedad de los gatos muy contagiosa.
Causa: virus y bacterias como agentes secundarios.
Síntomas: Temperatura elevada. Inapetencia. Vómitos. Depresión, debilidad. Pelo erizado. Ojos pegados por la secreción. Diarrea profusa. Abdómen doloroso.
Prevención:
PERITONITIS:
Definición: inflamación de la membrana de recubrimiento del interior del abdómen, como consecuencia de una infección.
Causa: diferentes bacterias.
Síntomas: estremecimientos. Malestar. Aumento de la temperatura. Dolor. Boca seca. Falta de apetito. El animal deja de rumiar. Disminución de la producción de leche.
PIELONEFRITIS: inflamación de las vías urinarias. Cistitis infecciosa.
Definición: infección crónica de los vacunos con asiento en las vías urinarias.
Causa: cornybacterium renale.
Síntomas: enfermedad crónica de evolución lenta. Descenso del peso y de la producción de leche. Emisión frecuente de orina. Orinas hemorrágicas. Dificultad y dolor en la emisión de orina.
PIERNA NEGRA: carbón sintomático. Mancha. Mal de paleta.
Definición: enfermedad febril aguda, esporádica del ganado vacuno y ovino jóven. Produce un edema crepitante bajo la piel.
Causa: Clostridum chauvei.
Síntomas: ataque súbito. Cojera. Fiebre alta. Depresión. Falta de apetito. Respiración rápida. Edema crepitante limitado. Muerte rápida.
Prevención: vacunación.
PÚRPURA HEMORRÁGICA: fiebre patequial. Morbos maculosus.
Definición: enfermedad aguda no contagiosa del caballo, motivada por una toxemia, generalmente como consecuencia de una infección específica.
Causa: casi siempre relacionada con infecciones provocadas por estreptoscocos.
Síntomas: edema considerable de las extremidades, belfos, ojos y resto de la cabeza. Pulso acelerado. Petequias en las mucosas. Dificultad respiratoria. Dificultad en la deglución. Cólico por edema visceral.
Prevención:
QUERATITIS BOVINA: Ojo rosado. Oftalmia infecciosa. Oftalmia específica. Conjuntivitis infecciosa.
Definición: enfermedad infecciosa aguda del ganado vacuno.
Causa: Hemophilus Boris.
Síntomas: lacrimación abundante. Conjuntivitis. Ulceración de la córnea. Inapetencia. Temperatura elevada. Inflamación de la conjuntiva y de la córnea. Opacidad de la córnea.
Prevención:
RABIA: hidrofobia. Lisa.
Definición: enfermedad contagiosa aguda de los mamíferos.
Causa: virus.
Síntomas: caída de la quijada y salida de la lengua. Cambio brusco de actitud, ojos empañados y fijos. Ladrido ronco característico. Excitación furiosa en ciertas formas. Tendencia al vagabundeo después de morder cualquier objeto en movimiento. Debilidad de los cuartos traseos. Parálisis progresiva y muerte a los 4 ó 7 días.
Prevención: vacunación.
RETENCIÓN DE LA PLACENTA (en la vaca): retención de las pares. Retención de las secundinas.
Definición: retención de las membranas fetales después del parto.
Causa: no siempre conocida.
Síntomas: retención completa o parcial después del parto
Prevención: buena alimentación, cuidados apropiados en el parto.
Tratamiento: extracción manual de la placenta.
SEPTICEMIA HEMORRAGICA: pasteurolosis bovina. Neumonía enzootica de las vacas. Peste porcina. Fiebre de embarque.
Definición: enfermedad infecciosa aguda de los boinos, puercos, ovejas, conejos, caracterizada por septicemia hemorrágica y neumonía.
Causa: pasteurella multocida. El corynebacterium pyogenes como agente invasor secundario en la vaca y la oveja.
Síntomas: secreción nasal, lacrimación, dificultad al respirara. Pulso rápido y temperatura elevada. Falta de apetito. Orejas caídas. Mucosas hemorrágicas. Postración. Diarreas.
Prevención: Vacunas. Buenas condiciones higiénicas.
SINUSITIS INFECCIOSA (DE LOS PAVOS):
Definición: enfermedad infecciosa de los pavos, caracterizada por la hinchazón de los senos.
Causa: no se conoce con exactitud el agente causal.
Síntomas: las aves infectadas sacuden continuamente la cabeza. Secreción por la nariz. Secreción espumosa de los ojos. Hinchazón de los senos. Los ojos pueden llegar a estar completamente cerrados.
TÉTANOS: parálisis de la quijada.
Definición: enfermedad infecciosa de los mamíferos causada por una toxina, caract
erizada por el aumento de la excitabilidad refleja. Contracción espasmódica persistente.
Causa: Clostridium tetani
Síntomas: intranquilidad. Mandíbula agarrotada y fija. Membrana del tercer párpado visible. Marcha vacilante con las patas separadas. Cola levantada y cuello extendido. Músculos duros. Fiebre. Orejas levantadas. Orificios nasales dilatados. Espasmos musculares. Sudoración profusa. Parálisis.
Tratamiento: antitoxina tetánica.
VIRUELA BOVINA:
Definición: definición común de varias enfermedades similares, agudas, febriles, de evolución típica, caracterizada por erupciones de la piel, las cuales al romperse, dejan una llaga.
Causa: Virus
Síntomas: Fiebre moderada. Falta de apetito. Lentitud al rumiar. Lesión pustulosa. Posibilidad de agentes infecciosos que invaden secundariamente las lesiones.
Prevención: buenos cuidados higiénicos.
Avícola Metrenco E.I.R.L.
DIPRODAL
DISTRIBUIDORA Y PRODUCTORA AVICOLA LTDA.
Órganos Diagnósticos de Aves
POR LO GENERAL, LOS ORGANOS Y SITIOS SEÑALADOS SON EXAMINADOS
EN LOS PROCEDIMIENTOS POST MORTEM.
1 LARINGE 2 TRAQUEA 3 BUCHE 4 BRONQUIOS
5 CORAZÓN 6 HÍGADO 7 TONSILAS CECALES 8 MOLLEJA
9 PÁNCREAS 10 ANSA DUODENAL 11 CIEGOS 12 OJO
13 CAVIDAD BUCAL 14 ESÓFAGO 15 NERVIO BRAQUIAL
16 PULMONES 17 OVARIO 18 PROVENTRICULO 19 RÍÑONES
20 BAZO 21 VESÍCULA BILIAR 22 OVIDUCTO
23 INTESTINO GRUESO 24 CLOACA 25 INTESTINO DELGADO
26 ANO
TABLA DE CONTENIDOS
Pág. Enfermedad
1 Adenovirus
2 Encefalomielitis
3 Influenza
4 Hepatitis Vibriónica
5 Enterohepatitis
7 Vomito Negro
7 Cresta Azul
7 Botulismo
8 Fatiga de las ponedoras en Jaula
9 Canibalismo
9 Cólera
10 Coccidiosis
12 E. Coli
14 Enteritis
15 Erisipela
16 Parásitos Internos
17 Hígado Graso
17 Necrosis de la Cabeza Femoral
18 Viruela
18 Infecciones Fungosas
20 Dermatitis Gangrenosa
20 Síndrome Hemorrágico
21 Hexamitiasis
21 Histeria
22 Bronquitis Infecciosa
23 Gumboro
24 Coriza Infecciosa
24 Laringotraqueítis
25 Leucocitozoónicas
26 Marek - Leucosis
28 Mycoplasma
29 Newcastle
30 Deficiencias Nutricionales
31 Onfalitis
31 Corazón Redondo
32 Salmonella
33 Staphylococcosis
33 Streptococcosis
34 Cabeza Hinchada
34 Artritis
35 Lombrices
Infecciones Aviares por Adenovirus
Un grupo de virus, generalmente clasificados como adenovirus aviares, son motivo de
preocupación para los criadores de pollos y pavos de todo el mundo, ya que son causantes de
enfermedades en forma directa o indirecta. En un principio, los adenovirus se denominaron así
porque fueron aislados frecuentemente de adenoides y tonsilas del hombre. Sin embargo,
estos agentes también han sido encontrados en los sistemas respiratorio, de la reproducción,
nervioso y en el tracto intestinal. Los adenovirus han sido aislados además en prácticamente
todos los vertebrados, teniendo cada especie su propio grupo. En la actualidad, el grupo de
adenovirus que afecta a las aves, consta de por lo menos 12 serotipos. Estos agentes son
causa directa de enfermedad y también potencializan los efectos de Mycopíasma gallisepticum,
E. coli. bronquitis, y otras infecciones. Los adenovirus también causan mortalidad, deprimen el
crecimiento y reducen la producción de huevos. A continuación hacemos una breve descripción
de enfermedades de los pollos, en las cuales los adenovirus aviares están implicados ya sea
como causa principal o como agentes complicantes.
HEPATITIS A CUERPOS DE INCLUSIÓN
Esta es usualmente una enfermedad aguda de pollos jóvenes caracterizada por un repentino
aumento de mortalidad, severa anemia e ictericia. Se presenta tanto en razas livianas como
pesadas, preferentemente entre la 5a. y 10a. semana de edad. La mortalidad, comúnmente
elevada, persiste durante 10 a 14 días, con 2 a 10% de bajas.
La enfermedad puede ser transmitida de lotes afectados a aves susceptibles, pero está
usualmente asociada a ciertas estirpes. Los planteles reproductores producen pollitos
susceptibles que luego pueden resultar infectados. También los reproductores susceptibles
pueden infectarse inmediatamente antes del comienzo de la postura o durante el período de
postura. Esta situación permite que el agente causal sea vehiculizado a través de los huevos,
constituyéndose así otra fuente de infección. Como lo indica el término hepatitis, el hígado es
uno de los órganos más seriamente afectados en los casos típicos. Los hígados afectados
tienden a mostrar un color más pálido, canela o amarillo. Además, pueden observarse lesiones
bastante grandes, color rojo a púrpura borroneadas, diseminadas sobre su superficie.
Solamente mediante examen microscópico de los tejidos infectados pueden apreciarse cuerpos
de inclusión intranucleares muy característicos, que constituyen la base para el nombre de la
enfermedad.
En pollos severamente afectados, los riñones pueden aparecer dilatados y muy pálidos.
Pueden detectarse hemorragias en el tejido muscular, y la médula ósea frecuentemente está
muy pálida. Al menos tres serotipos distintos de adenovirus han demostrado causar Hepatitis a
cuerpos de inclusión.
ANEMIA APLASTICA
En su forma típica, los pollos afectados muestran la médula ósea pálida, hemorragia en
músculos e ictericia, es decir sintonías muy similares a aquellos de la hepatitis a cuerpos de
inclusión, pero sin las lesiones características del hígado. Hoy se piensa que la anemia
aplástica es en realidad causada por los mismos adenovirus causantes de la hepatitis a
cuerpos de inclusión.
Otros síntomas asociados con la anemia aplástica son edema y palidez en el tejido
subcutáneo. Frecuentemente hay un tono amarillento en estos tejidos. Las alteraciones en la
médula ósea aparentemente son la principal razón de la importante anemia, debida a la
reducida producción o falta de producción de los glóbulos rojos, el verdadero significado detrás
del nombre de anemia aplástica. Las anemias pueden a menudo ser detectadas fácilmente
mediante la observación de la sangre, que aparece más acuosa y pálida. La dermatitis
gangrenosa es otra enfermedad asociada con infecciones por adenovirus, particularmente
aquellos causantes de anemia aplástica. En este caso, se hallan asociadas a la enfermedad
infecciones bacterianas producidas por estafilococos o clostridios.
1
INFECCIONES DEL TRACTO RESPIRATORIO
Los pollos de engorde son frecuentemente afectados con problemas respiratorios
caracterizados por persistentes tosidos leves a severos que no responden a la medicación.
Hemorragias petequiales y grandes cantidades de mucus pueden estar presentes en los
pasajes nasales y tráquea. El periodo de incubación es de aproximadamente 3 días. En los
casos no complicados, la tos puede durar hasta 3 días. Sin embargo, en muchos casos los
síntomas respiratorios persisten durante más tiempo con una inflamación marcada de los
turbinados y tráquea. Cuerpos de inclusión pueden ser detectados a veces en los tejidos
infectados.
Se cree que algunos adenovirus puedan jugar un papel importante en el complejo de
enfermedades respiratorias de los pollos.
SINDROME DE CAIDA DE POSTURA
Winterfield fue el primero en comunicar una enfermedad que afecta a las ponedoras, en la que
los trastornos de postura son similares a los producidos por la bronquitis infecciosa o algunos
casos de Enfermedad de Newcastle. El investigador descubrió que el virus causaba hasta el
20% de pérdida en la producción y alteraciones en las cáscaras, tales como asperezas,
estrangulamientos, etc. que persistían hasta tres semanas. Más recientemente, se han recibido
trabajos sobre una enfermedad similar que ocurre en Europa en forma de brotes epidémicos.
Caídas de 30%, con gran cantidad de huevos con cáscara débil o sin cáscara, son
comprobadas comúnmente en planteles de 30 semanas de edad. Los adenovirus han sido
incriminados en estos brotes.
INMUNOSUPRESION ASOCIADA CON ADENOVIRUS
La investigación ha demostrado que este grupo de virus constituye un destacado ejemplo de lo
que puede ocurrir cuando ellos se presentan asociados a otras enfermedades, particularmente
aquellas que pueden deprimir el mecanismo de defensa o los tejidos productores de inmunidad
del cuerpo. Los adenovirus por si mismos han sido confirmados como capaces de causar daño
a muchos de los tejidos involucrados en el sistema inmunitario. Sin embargo, cuando estos
virus, tales como el agente causal de la bursitis infecciosa (IBA) también se hallan presentes,
las lesiones de la enfermedad son mucho más severas y prominentes .
Encefalomielitis Aviar
(Temblor Epidémico)
La Encefalomielitis aviar (E.A.) es una enfermedad causada por un virus, ocurriendo en pavos
y pollos de una a tres semanas de edad, y en los adultos durante la época de postura. Al
menos que se hayan tomado medidas preventivas, E.A. puede ser el origen de serias pérdidas
en lotes de pollos y pavos, en función de una producción reducida de huevos y mortandad de
aves jóvenes infectadas a través del huevo.
Propagación de la enfermedad. E.A. es propagada principalmente a través de los huevos de
planteles reproductores infectados.
Puede ser propagada por contacto directo y a través de las heces.
2
Síntomas. En el primer estado de la enfermedad, las aves jóvenes muestran somnolencia y
falta de equilibrio al caminar. Como la incoordinación muscular progresa las aves tienden a
sentarse sobre sus tarsos por largos períodos.
Si son molestadas se moverán sin equilibrio, para volver a descansar sobre sus tarsos
nuevamente o caerán sobre sus lados. Algunas aves pueden rehusarse a moverse o
caminarán sobre sus tarsos. Pueden ser observados temblores nerviosos de la cabeza, aunque
no siempre ocurra. El estado de incoordinación de los músculos con frecuencia empeora hasta
que las aves no pueden trasladarse, y este estadio es seguido por la muerte porque están
demasiado débiles para alcanzar los alimentos y agua. Los temblores pueden ser más
pronunciados cuando el ave es sostenido patas arriba. Un brote en ponedoras adultas o pavos
reproductores puede no ser advertido si sólo un pequeño porcentaje del lote es afectado. Las
aves afectadas, sin embargo, tendrán una aguda caída en la producción de huevos durante
este período y una declinación de la incubación durante un período de dos o tres semanas
luego de la infección. Los huevos provenientes de gallinas infectadas producirán pollitos con
los síntomas descritos arriba. Sin embargo, cuando las gallinas se han inmunizado, la
producción de huevos y la incubación probablemente se normalizarán.
Lesiones. Las lesiones probablemente no serán visibles a simple vista. En el examen
microscópico del tejido cerebral el uso de la técnica de anticuerpos fluorescentes es útil para
establecer el diagnóstico. La enfermedad debe ser diferenciada de la enfermedad de
Newcastle, deficiencia de vitamina A, deficiencia de vitamina E, deficiencia de riboflavina,
raquitismo y la enfermedad de Marek.
Prevención y control. Los lotes de ponedoras reproductoras deben ser vacunadas contra la
E.A. Las aves son vacunadas entre las diez semanas de edad y cuatro semanas antes de la
producción. La vacuna es administrada a través del agua o por punción en la membrana del
ala. Esta vacuna también ayuda a prevenir E.A. en pollitos y pavitos. Cuando el plantel
reproductor se inmuniza por la vacunación, la inmunidad es transmitida a través de los huevos
a los pollitos y pavitos. No existe tratamiento para la E.A. Si un brote afecta aves jóvenes, estas
deberán ser sacrificadas.
Influenza
Aviar
La influenza que se remonta al siglo 19 surge como un problema "nuevo" en pavos, pollos y
patos. Se trata de una enfermedad a virus que se manifiesta de distintas formas con diversos
niveles de gravedad y que, en los últimos años, se ha vuelto más evidente debido al aumento
de la población avícola y concentración de las aves por un lado, y por el advenimiento de
técnicas de diagnóstico más evolucionadas por el otro.
Son más de 1.000 los virus de influenza aislados en las aves que figuran en la literatura. La
mayor parte de los mismos provienen de patos, le siguen en número los aislados en pavos
siendo reducida la cantidad aislada en pollos.
Síntomas. Forma moderada: En pavos, la queja más frecuente de los criadores es la caída
drástica de la producción que se prolonga durante una semana o más. A esta característica se
añade a veces la aparición de desórdenes respiratorios moderados, tales como estornudos y
tos. Aún cuando la producción se recupera después de la drástica disminución arriba anotada,
queda afectada por el resto del ciclo de postura, estabilizándose en porcentajes del 50 al 60%.
En la mayoría de los casos de influenza moderada, la caída de la producción puede llegar a ser
el único síntoma evidente de infección. Las molestias del tracto respiratorio superior pueden
pasar inadvertidas. Sin la confirmación del laboratorio, esta infección se confunde fácilmente
con otros problemas. La mortandad, en la forma moderada, suele ser baja, siendo mayor el
porcentaje en aves jóvenes. Cuando la mortandad es alta se debe, generalmente, a una
infección adicional. En esos casos, la enfermedad se diagnostica erróneamente como cólera
aviar, colisepticemia o aspergilosís, según sea el organismo que se aísle en las aves muertas.
3
Forma crónica. La influenza—en los pavos y patos jóvenes—puede convertirse en una
infección respiratoria crónica. Con frecuencia los senos están obstruidos por tapones duros de
consistencia caseosa. Este tipo de síntoma suele prolongarse durante 4 semanas y las aves
tardan en recuperarse. Es fácil aislar al virus del material extraído de los senos o tráqueas de
las aves enfermas.
Forma sistémica. Otra de las formas que adopta la influenza es la sistémica grave, conocida
también como "plaga clásica de las aves". Podría bien llamarse a esta forma influenza aviar
maligna. Es causada por variedades sumamente patógenas de los virus A de influenza (similar
al que afecta al hombre). El síntoma constante que presentan los pavos o pollos infectados es
una profunda somnolencia o letargo. Alrededor del 30% de los pollos llegan a desarrollar
hinchazones exudativas en la cabeza y cuello, lo que no es común en pavos. Sin embargo,
tales hinchazones son un punto de diferenciación entre la influenza maligna y la enfermedad de
Newcastle. En pavos, es frecuente ver desórdenes nerviosos tales como convulsiones,
temblores y falta de equilibrio. Las aves así afectadas que sobreviven a la enfermedad aguda,
por lo general, quedan totalmente inhabilitadas.
Lesiones. Los cambios anátomo-patológicos que presentan las aves enfermas no son
suficiente guía para el diagnóstico, ubicándose generalmente dentro de la clasificación de
síndromes respiratorios o septicémicos. Limitando aún más la importancia de las lesiones en la
influenza están las infecciones secundarias que con frecuencia complican el panorama del
diagnóstico. Probablemente, las pruebas serológicas sean el único medio de diagnosticar la
influenza. En la influenza maligna se puede aislar el virus fácilmente 24 horas después de la
infección. La prueba de anticuerpos fluorescentes constituye un método rápido para obtener un
diagnóstico preciso.
Prevención. La vacunación como método de prevención— especialmente en pavos—no
parece muy alentadora, dado que el tiempo de inmunidad alcanzado hasta la fecha, es breve.
La vacunación en pollos, en cambio, es más promisoria. Crear un programa de prevención
implica eliminar las fuentes de infección. Los agentes se propagan sobre todo a través de los
envíos de huevos de pavos y de pavitos. De esto se infiere que los huevos producidos por
planteles reproductores infectados no deben usarse para incubación. Sin embargo, para poder
lograrlo desde el punto de vista practico, es necesaria hacer una prueba serológica para
detectar todos los virus de la influenza. Mientras tanto, puede tomarse come indicador de la
presencia del problema la caída de la producción de huevos. Una medida inteligente es poner a
las aves en cuarentena inmediatamente y evitar así que la enfermedad se propague y contagie
a grupos vecinos.
Tratamiento. Los antibióticos del grupo tetraciclina en el agua de bebida pueden ser útiles para
despejar el trácto respiratorio afectado por las bacterias que complican el cuadro. No se
dispone de ninguna droga eficaz contra e virus de la influenza.
Hepatitis
Vibriónica
Aviar
La hepatitis vibriónica aviar es una enfermedad que afecta principalmente a las pollas
ponedoras jóvenes, aunque en ocasiones se presenta en aves de menos edad. La bacteria que
la produce es un vibrio.
Transmisión. El organismo se encuentra en la heces y se esparce contaminando alimentos y
bebida. Un ave infectada puede portar el organismo por varios meses. La transmisión por
huevo es una posibilidad, aunque todavía no esté probada.
4
Síntomas. Los pollos afectados están indiferentes, hay encogimiento y descamación de la
cresta, emaciación y frecuentes diarreas. En las pollas ponedoras, se nota una ligera
disminución de la producción de huevos, siendo esta declinación más marcada en las gallinas
de más edad en las que alcanza hasta el 35%. Por lo general, esta enfermedad es de
desarrollo lento aunque puede convertirse rápidamente en infección aguda. Las aves
aparentemente sanas que pusieron huevos en las últimas 48-72 horas pueden morir de
repente.
Lesiones. Las lesiones más evidentes se ven en hígado. Este aparece, por lo general duro y
con zonas blanco-grisáceas de forma irregular en la superficie. Sin embargo en los casos más
agudos, el hígado está hinchado, congestionado y tachonado de zonas necróticas. También
puede aparecer salpicado de zonas hernorrágicas que le dan un aspecto moteado. La muerte
se produce a veces debido a una hemorragia masiva proveniente de lesiones similares a
ampollas causadas por la acumulación de células rojas bajo un saco membranoso. Este saco
de apariencia de ampolla estalla y libera sangre que se deposita en la cavidad abdominal.
Entre los síntomas de degeneración que se advierten en la superficie del hígado se cuentan la
coloración tostada, lesiones de aspecto similar a una coliflor y su elevación por sobre la
superficie. Además de células degeneradas, el hígado suele contener material espeso similar al
pus. No siempre está afectado todo el hígado, a veces se ven zonas degenerativas solamente
en parte del lóbulo.
En los pollos jóvenes, las lesiones de corazón son más severas y aparecen con más
continuidad que en las aves adultas. El órgano se ve a menudo pálido y fláccido y se
evidencian grandes zonas de degeneración. Suele encontrarse un exudado de color pajizo en
el corazón y a su alrededor. El saco del corazón contiene a veces un material acuoso que
puede distenderlo. En ocasiones hay agrandamiento del bazo.
Prevención y Tratamiento. Hasta tanto no se tenga un conocimiento más profundo acerca de
las fuentes de infección, medios de transmisión y receptáculos de infección, la prevención
deberá basarse en el buen manejo y sanidad. Son varias las drogas que, usadas en niveles
bajos, han tenido cierta eficacia, incluyendo las tetraciclinas y la furazolidona administradas en
el alimento, la sulfaquínoxalina y sulfametazina en el agua de bebida, y la estreptomicina
inyectable. La furazolidona y la estreptomicina parecerían más eficaces como tratamiento que
otras drogas.
Hepatitis Viral. Esta forma de hepatitis que afecta a los pavos es producida por un organismo
totalmente distinto del vibrio de la hepatitis de los pollos. El Principal síntoma clínico en pavos
es una ligera depresión de la actividad, aunque en algunos casos la mortandad llega hasta el
25% de lote. En otros casos, y cuando las aves llegan ya a la planta de procesado, los
rechazos por problemas en hígado oscilan entre el 30 y 90%. Hay quienes sugieren que la
enfermedad pudiera transmitirse por el huevo.
Prevención y Tratamiento. No existen métodos específicos de prevención o control y tampoco
se dispone de tratamiento.
Enterohepatitis
( Cabeza Negra )
Esta enfermedad es provocada por un parásito protozoario llamado Histomonas meleagridis.
La cabeza negra es primeramente considerada como enfermedad de los pavos. No obstante, la
infección puede atacar en forma grave a los pollos. Los brotes de cabeza negra en pollos se
presentan, por lo general, después de un stress tal como la falta de alimento o las
complicaciones de una enfermedad, casos en los que las aves se han debilitado. Puede
aparecer en cualquier época- desde la primera semana o diez días de vida en adelante, pero
normalmente ataca a los pollos de 4 semanas o más de edad. La enfermedad puede
encontrarse en estado crónico en las aves de postura. En contraste con la presentación que
tiene en pavos, donde la mortandad es elevada de no mediar control, muchos pollos se
recuperan. No obstante, esto sucede cuando el nivel de crecimiento, producción de huevos y
conversión de alimento ya han sido gravemente afectados. Los broilers que se recuperan de la
cabeza negra son, por lo general, de inferior calidad.
5
Transmisión. La histomonas o parásito que provoca la enfermedad se hospeda en el huevo de
la lombriz cecal. Tanto los pollos como los pavos son portadores de lombrices cecales. En las
épocas en que era cosa común criar pollos y pavos en una misma granja, los pollos eran la
fuente principal de infección para los pavos. Sin embargo, la lombriz cecal está presente en la
mayor parte de los lotes de pavos, y muchos de los huevos de estas lombrices contienen el
organismo transmisor de la cabeza negra. Luego de permanecer dos semanas fuera del cuerpo
del ave, los huevos de la lombriz cecal evolucionan a un estado larval o embrionario, en el cual
son ingeridos por otras aves. Estos huevos embrionados pueden permanecer en el piso
durante más de 36 meses manteniendo su capacidad de infectar al ave con el organismo de la
cabeza negra.
La enfermedad puede transmitirse también a través de la lombriz de tierra. Estas consumen
huevos embrionados de la lombriz cecal que nacen en el intestino. La larva liberada horada la
pared intestinal y es capaz de vivir más de un año en la cavidad del cuerpo de la lombriz de
tierra Si los pollos o pavos comen estas lombrices de tierra con el parásito, la larva de la
lombriz cecal que a su vez contiene la histomonas, se libera y provoca la infección de
histomoniasis. Existe otra vía más de transmisión de la cabeza negra y es la que tiene lugar
cuando las aves ingieren la histomona directamente con las heces de aves infectadas. Si
embargo, la histomona desprotegida se deseca rápidamente y su existencia en el suelo,
en ese estado, no dura más que unas horas.
Síntomas. Los primeros síntomas no específicos de un brote de cabeza negra son:
disminución del consumo de alimento y pérdida de peso. A los 10 días de la infección se suele
ver un material del núcleo cecal de aspecto caseoso en las heces, signo que se presenta una
vez que la histomonas ha destruido la pared interior de los ciegos. Además, las aves que
padecen la enfermedad pueden tener heces color azufre. El nombre descriptivo de cabeza
negra que se da a la enfermedad es incorrecto ya que las cabezas de las aves infectadas no
cambian su color. En los pavos jóvenes, la muerte es aguda a los 10-12 días de contraída la
infección. En las aves adultas, la mayor mortandad ocurre entre 12 y 20 días después de la
infección; aunque algunas aves se mantienen vivas hasta 4 semanas después de haberla
contraído. Los brotes no controlados pueden acusar la mortandad superior al 50%.
Lesiones. En la necropsia, el aspecto de los órganos afectados indica en que momento el ave
recibió la Infección. Una vez establecida esta, las histomonas se congregan primero en las
células epiteliales que revisten el interior de los ciegos. Allí el organismo vive y se multiplica.
Aproximadamente al tercer día de su ingreso al tracto digestivo, los organismos ya han
provocado la formación de pequeñas placas hemorrágicas en la pared interior del revestimiento
cecal. Es necesario observar cuidadosamente para descubrir estas lesiones. Al cuarto día se
notan hemorragias más extensas junto con engrosamiento de la pared cecal interior. También
se observan pequeñas zonas necrosadas, distribuidas en forma irregular. El ave puede
presentar síntomas de la enfermedad al tercer o cuarto día. Al sexto día, los ciegos están casi
llenos de un material blanquecino caseoso. Las lesiones puntiformes en el hígado aparecen en
ese momento, y se presentan cuando los organismos de la enfermedad llegan a dicho órgano
transportados por la corriente sanguínea, luego de escapar de la pared cecal interior. El
organismo se aloja en el hígado y sigue multiplicándose, destruyendo en poco tiempo grandes
sectores de dicho órgano.
Al séptimo y octavo día, las paredes cecales están más hipertrofiadas. El interior contiene un
material caseoso llamado núcleo cecal. Las lesiones en el hígado están agrandadas. Al octavo
día las lesiones ya están bien definidas: se ven zonas ovales, cóncavas (encapsuladas), de
color amarillento o verde-amarillento que penetran el tejido hepático en forma umbilicada. Al
noveno día, los ciegos están muy agrandados, conteniendo núcleos fibrosos y esponjosos. El
hígado presenta muchas de las lesiones avanzadas del tipo descrito anteriormente. En ese
estadio, las heces suelen tener una coloración azufrada y mueren algunas aves. No obstante,
la mortandad normalmente es baja hasta llegar al décimo cuarto o décimo quinto día.
Prevención y Control. Debido a que la cabeza negra se transmite a través de la lombriz cecal,
es necesario cambiar los campos a fin de no criar pavos en el mismo campo dos años
seguidos. Las aves deben mudarse periódicamente a una zona limpia. Como la cabeza negra
se transmite tanto directa como indirectamente, no se debe criar a los pavos jóvenes cerca de
las aves adultas, ni en un terreno que se haya usado previamente para estas últimas. Esto se
aplica tanto a pollos como a pavos. La sanidad estricta y el buen manejo de la cama
contribuyen a evitar el contagio. Dirnetridazole, Nifursol, Netarsone y varios arsenicales han
tenido éxito en prevenir la enfermedad.
6
Black Vomit
(Vomito negro)
Es una enfermedad aparentemente tóxica que ha sido vista en Ecuador, Chile. México, Perú y
posiblemente en Brasil, Venezuela y en países europeos. Parece ser causado por el uso de
harina de pescado de pobre calidad en la ración de los pollos. La mortalidad en los planteles
puede llegar hasta 15% pero normalmente es menor, y la morbilidad hasta el 30%.
Normalmente afecta aves de 3 a 8 semanas de edad. La pérdida económica se debe a que se
reduce la ganancia de peso diaria y el tiempo adicional necesario para comercializar las aves.
Síntomas. Un síntoma común de la enfermedad es la presencia de vómito negro. También se
aprecia pérdida de apetito, deshidratación y pérdida de energía. Aves pálidas aparecerán
después de 2 semanas de iniciado el vómito negro.
Lesiones. La molleja, el buche y el pro ventrículo normalmente contienen un fluido negro y
acuoso. Cuando el ave es tomada de las patas, este fluido sale de su boca. Se pueden ver
úlceras en la molleja. Puede presentarse en el buche una micosis con apariencia de alfombra.
Prevención. Los síntomas clínicos de la enfermedad se reducen al disminuir la cantidad de
harina de pescado en la ración.
Cresta Azul
( Monocitosis Aviar )

La cresta azul es una enfermedad no específica, poco comprendida y de causa desconocida.
Fue atribuida a virus, stress y substancias tóxicas en el trigo y otros granos. Se da más
frecuentemente en pollas. Actualmente se cuestiona si la cresta azul es una enfermedad
específica.
Los diagnósticos anteriores de Cresta Azul pueden haber sido otras enfermedades o
combinación de enfermedades. No debe confundirse con cresta azul en pavos, la cual es una
enfermedad infecciosa.
Botulismo
El botulismo es un estado de envenenamiento provocado por la ingestión de alimentos en
descomposición. Se presenta preferentemente en pollas y pavos criados a campo, aunque
también puede aparecer en aves criadas en cautiverio.
Transmisión. El agente provocador de esta enfermedad es la toxina de una bacteria que forma
esporas, el Clostrídium botutinum ampliamente diseminado en el suelo; penetra con frecuencia
en los alimentos en descomposición y en cadáveres en putrefacción. Los alimentos enlatados,
carne y vegetales en descomposición y granos descompuestos, pueden contener la bacteria
botulínica. Estos organismos se multiplican rápidamente y producen substancias tóxicas
dañinas para las aves. Las demás bacterias que producen envenenamiento a través del
alimento en los seres humanos—tales como los estafilococos—no parecen causar dicho
problema a las aves.
7
Síntomas. Los primeros síntomas del botulismo pueden presentarse pocas horas después de
la ingestión de materias en descomposición. Lo primero que suele notarse es parálisis de las
patas y alas. Cuando están afectados los músculos del cuello, se nota flojedad en la cabeza y
cuello que el ave arrastra a lo largo del piso o sobre el hombro en forma característica. De allí
el nombre de “ cuello flexible “ que suele dársele a la enfermedad. En los primeros estadios del
botulismo, las aves tienen los ojos apagados y están amodorradas. Es frecuente la parálisis de
la membrana nictitante del ojo. Posteriormente las aves afectadas muestran temblores de las
plumas que a menudo se aflojan y desprenden fácilmente. Ocasionalmente, hay diarreas. Las
aves gravemente afectadas pueden entrar en coma varias horas antes de morir. En los casos
moderados, las aves pueden recuperarse espontáneamente a los dos o tres días.
Lesiones. El botulismo en pollos da pocas lesiones internas. Puede haber distensión parcial de
los intestinos y enteritis catarral y pequeñas zonas hemorrágicas intensas en el intestino.
Tanto en pollos corno en pavos se suele encontrar alimento en descomposición dentro del
buche. La presencia de larvas de moscas sugiere la existencia de alimentos en
descomposición.
Prevención, Control y Tratamiento. Vigile el manejo a fin de que las aves no tengan acceso a
alimentos en descomposición o cadáveres en putrefacción. Se debe construir una fosa especial
para la eliminación de cadáveres. Las larvas de los moscones que se alimentan de cadáveres
son peligrosas, ya que pueden contener la toxina del botulismo y las aves las comen a
menudo. Ante la presentación del botulismo. las fuentes de infección se deben eliminar de
inmediato.
A las aves de más valor debe administrárseles un laxante en el agua de bebida (14 litro de
melaza en 20 litros de agua), durante 4 horas aproximadamente, luego quitar el laxante. Tratar
a las aves individualmente si no pueden beber. Lavar el buche con agua tibia administrada a
través de un embudo y un tubo de goma. Mantener a las aves en un lugar fresco y sombreado.
Lavarse las manos cuidadosamente luego de haber manipulado aves afectadas por botulismo.
Las antitoxinas polivalentes de clostridio son un tratamiento efectivo, pero algunas veces es un
método poco práctico ya que son difíciles de obtener.
Fatiga de las Ponedoras en Jaula
(Parálisis de las Jaulas)
Las ponedoras en jaula pueden fatigarse y dejar de producir rápidamente sin que exista un
motivo conocido. Este estado es frecuente a las pocas semanas de haber sido alojadas en
jaulas en el momento en que están en un porcentaje de producción alto puede producirse esta
situación.
Síntomas. Las aves yacen, debido a la debilidad o parálisis y mueren, generalmente, a menos
que se las saque de las jaulas y se las ponga en corrales a piso.
Lesiones. Los huesos de las alas y patas aparecen a menudo quebradizos y a veces rotos.
Pueden estar torcidas las costillas y el hueso de la quilla. En algunos casos, el contenido del
intestino es acuoso y gaseoso.
Prevención. Aún cuando no se conocen exactamente las causas de la fatiga de las ponedoras
en jaula, existen varias prácticas que se consideran importantes en la prevención del problema.
Los estreses que sufren las aves durante el crecimiento -incluidas lombrices y parásitos
externos- así como otros errores de manejo, contribuyen normalmente a que se produzca la
fatiga de las ponedoras. El desparasitado y los exámenes periódicos para verificar la presencia
de piojos, ácaros y demás parásitos externos, así como su tratamiento si fuera necesario,
contribuyen a reducir el problema. Las raciones para ponedoras en jaula requieren niveles más
elevados de calero y fósforo que aquellas que se dan a las ponedoras en corrales a piso o con
cama. Aparentemente, el nivel de fósforo es especialmente importante, dado que se observa
que ciertos lotes de aves se recuperan al aumentar el nivel de fósforo de la ración. Otro de los
aspectos importantes en el problema de la fatiga de las ponedoras en jaula es que ciertas
líneas genéticas evidencian mayor propensión a la misma que otras.
8
Tratamiento. Si se sospecha fatiga de las ponedoras en jaula, debe consultarse un
nutricionista con respecto a los niveles de calcio y fósforo en la ración. Los antibióticos han sido
usados para ayudar a corregir el problema intestinal y restaurar la normalidad de la absorción y
digestión. El período de tratamiento dura generalmente 4 o 5 días.
Canibalismo
El canibalismo se puede presentar tanto en los pollos como en los pavos, cualquiera sea la
edad del lote. Además del picaje de plumas que es en si una forma de canibalismo, este
problema se agrava cuando toma la forma de picaje de la cabeza, alas o cloaca. Entre las
causas del canibalismo se cuentan el amontonamiento de aves y las temperaturas elevadas.
La insuficiencia de fibra en la ración también puede conducir a este problema o la falta de
suficiente espacio en el comedero. Debido a que el picaje de plumas provoca decoloración de
la piel y conduce a formas más extremas de canibalismo, se producen pérdidas financieras ya
que merma la calidad de las aves.
Prevención. Debe evitarse el amontonamiento durante la crianza. Si hay exceso de aves, se
les debe mudara otras instalaciones o a campo si se evidenciara amontonamiento. Además de
corregir los errores de manejo, se recomienda despicar las aves a temprana edad,
procedimiento que, en pavos, se hace junto con el corte de dedos.
Cólera
( Cólera Aviar )
El cólera aviar es una enfermedad contagiosa de los pollos y pavos como así también de otras
aves. La provoca una bacteria llamada Pasteurelta multocida. En su forma aguda, el cólera
aviar ataca todo el cuerpo, afecta a gran cantidad de aves y la mortandad es elevada. En su
forma sobreaguda, provoca la muerte súbita de aves de apariencia sana y es tan rápida
cuando toma esta forma que el avicultor puede no notar aves enfermas y tener como única
evidencia la mortandad. El cólera aviar adopta también la forma crónica en la que la
enfermedad se localiza, provocando inflamación en la cara y barbillones en los pollos. Los
barbullones suelen ponerse de un color rojo vinoso y estar calientes al tacto. En los pavos, la
cabeza toma una coloración que va del azul oscuro al púrpura y el aspecto general es ojeroso y
macilento. Los machos tienen el moco inflamado. El cólera aviar no se presenta por lo general
en los pollos jóvenes, pero suele aparecer temprano en los pavos.
Transmisión. Los deshechos físicos de las aves portadoras de la infección, contaminan el
suelo, alimento y agua, infectando así a pollos y pavos sanos. La enfermedad también se
propaga cuando las aves sanas picotean cadáveres de aves que padecían de cólera. Los
insectos y aves silvestres también transmiten la enfermedad. El brote se presenta normalmente
de 4 a 9 días después de contraída la infección.
Síntomas. En la forma aguda, gran parte de las aves del lote se tornan indiferentes al mismo
tiempo, negándose a comer o beber y perdiendo carne rápidamente. Puede haber diarreas y
una marcada caída de la producción. Aparte del oscurecimiento de la cabeza, las articulaciones
de los dedos y de las patas se inflaman, puede haber parálisis de las patas. Las aves que han
estado afectadas durante periodos prolongados, tienen dificultad para respirar. La enfermedad
se propaga lentamente. Los sintonías de las formas sobreaguda y crónica del cólera aviar ya
han sido descritos en el primer párrafo.
9
Lesiones. A pesar de que la forma sobreaguda del cólera da muy pocas o casi ninguna lesión
en las necropsias de aves afectadas por formas menos agudas, se notan indicios de la
enfermedad tales como hemorragias puntiformes sobre el corazón, hígado, pro ventrículo,
molleja e intestino. Con frecuencia aparecen vetas claras sumadas a las pequeñas
hemorragias y puntos necróticos grisáceos en el hígado (este último es el órgano de
"diagnóstico"). En los lotes en postura afectados, se ve a través de toda la cavidad del cuerpo
un material caseoso proveniente de la yema rota de aspecto similar al de una yema de huevo
cocido. Esta lesión comúnmente va acompañada de olor fétido. La neumonía es un hallazgo
típico en pavos. Se aconseja recurrir al laboratorio, para obtener un diagnóstico exacto.
Prevención, Control y Tratamiento. La prevención del cólera es una cuestión de sanidad y
resistencia. Cambiar los campos de cría eliminando los terrenos con desagües deficientes.
Usar equipo sanitario en comederos y bebederos. Deshacerse pronto de los cadáveres.
Limpiar y desinfectar las instalaciones y el equipo y poner bastidores con alambre tejido para
mantener alejadas a las aves.
Un buen programa de vacunación incluye el uso de una vacuna conteniendo varios serotipos
de la bacteria. Se podrá obtener un mejor control de la enfermedad si se revacuna. Pueden
usarse bacterinas inyectables o vacunas vivas orales.
El tratamiento con antibióticos, en especial sulfas y tetraciclinas, reducirán la mortalidad
durante un brote. Las vitaminas y electrolitos son útiles como medida de apoyo-
Coccidiosis
La coccidiosis es una enfermedad que ataca tanto a pavos como a pollos y otros muchos
animales. El agente que la provoca es un animal unicelular microscópico llamado coccidio. Los
coccidios son sumamente particulares respecto a huésped; es decir que la especie que
provoca la enfermedad en los pollos no afecta a los pavos y viceversa. No obstante, la
sintomatología es similar en ambos tipos de aves.
Se trata de una enfermedad primordialmente del tracto digestivo, el cual se daña a raíz de la
multiplicación de los Coccidios en el intestino y ciegos del ave. Los organismos destruyen
células que el ave usa normalmente para la digestión, absorción y conversión del alimento en
substancias del cuerpo. El nivel del daño depende del tipo de coccidio, algunos producen
daños más graves que otros. Las formas agudas de la coccidiosis provocan deterioros graves
de los tejidos, hemorragias y finalmente la muerte. Los tipos crónicos son capaces de causar
retardos y falta de frugalidad, con lo que la cría de aves o la producción de huevos resultan
antieconómicas. No existe inmunidad cruzada entre las diversas especies de coccidios ni en
pollos ni en pavos. Aún cuando el ave desarrolle inmunidad a una de las especies de coccidios,
luego de haber sido infectada por dicha especie, puede sufrir un brote en el caso de que alguna
otra la infectara.
Los Coccidios y Su Ciclo Vital. Los coccidios pasan por diversos estadios de desarrollo que
comienzan y terminan con el ooquiste coccidial. Esta estructura microscópica es una cápsula
similar a un huevo que, en esencia, consta de una pared que rodea a una masa de
protoplasma, un núcleo y sustancia alimenticia. La presencia de factores tales como humedad,
oxigeno y temperatura adecuadas, desarrollan—dentro del ooquiste—cuatro esporas que
contienen dos esporozoitos en forma de banano. Si un ave susceptible ingiere un ooquiste
esporulado o maduro, los ocho esporozoitos salen del mismo e invaden las células epiteliales
de la pared intestinal interna. La temperatura del cuerpo del ave junto con la acción de los
jugos digestivos contribuyen a la ruptura del ooquiste y consiguiente liberación de esporozoitos.
Una vez dentro de las células de la pared intestinal interna, los coccidios se dividen
repetidamente mediante un proceso de reproducción asexual, produciendo así una gran
cantidad de cuerpos llamados merozoítos. Este es el estadio de su ciclo vital en el que
provocan mayor destrucción de las paredes internas del intestino y ciegos. La segunda fase o
fase sexual de reproducción es aquella en la que se producen los ooquistes.
10
Transmisión. La coccidiosis se transmite de ave a ave mediante la ingestión o bebida de
alimento o agua contaminados, cama o cualquier otro material que contenga coccidios. Los
ooquistes pueden ser transportados por medios mecánicos: equipo, animales o pájaros de un
lugar a otro. La principal fuente de infección es el pollo o el pavo mismo. El ave que padece de
coccidiosis activa, descarga gran cantidad de ooquistes en las heces. Luego, a medida que el
resto del lote picotea la cama, puede ingerir millones de ooquistes en cada picada. Aún
después de recuperarse de una coccidiosis, el ave es capaz de transportar y descargar
ooquistes durante meses. Además, los ooquistes sobreviven en suelos húmedos por un año o
más. Así es que se pueden encontrar coccidíos en edificios donde se vienen criando aves
desde 18 meses atrás. Ante condiciones favorables a la esporulación de los ooquistes (tales
como las que brindan los climas cálidos y húmedos), la coccidiosis encuentra una buena
oportunidad de provocar al menos una infección moderada y en ocasiones brotes explosivos y
peligrosos.
LA COCCIDIOSIS EN LOS POLLOS
Son 9 las especies de coccidios que afectan a los pollos. Dentro de las que describiremos a
continuación, las tres primeras son las de mayor importancia económica.
Eimeria acervulina
Esta es tal vez la especie más común de coccidio. Con frecuencia causa gran morbilidad en los
lotes de broilers y pollas de reposición. También suele producir importante mortandad cuando
se trata de una exposición fuerte a la infección proveniente del manejo deficiente. En
condiciones experimentales, las aves fuertemente infectadas sufren gran deshidratación—
llegan a perder hasta el 40% de su peso. La mortandad oscila entre el 50 y 100%.
Síntomas. La E. acervulina. Las aves infectadas presentan síntomas crónicos: pérdida de
peso, palidez y decaimiento general. La mortandad generalmente es baja, pero las aves
afectadas degeneran en descartes. En algunos casos, la E. acervulma provoca una severa
morbilidad y mortandad.
Lesiones. La E. acervulma. En las infecciones leves y moderadas, se ven numerosas placas
blanquecinas en la mitad superior del intestino delgado. Estas lesiones pueden verse desde el
exterior del intestino así como en el interior de dicho órgano. Las infecciones fuertes muestran
gran inflamación o enteritis sin zonas blancas. Aunque la presencia de placas blancas en el
intestino denuncia a la E. acervulma, esto no siempre indica que la coccidiosis constituya un
problema grave en ese lote de aves. Se ha visto en estudios experimentales que las aves que
tienen esas zonas blancas en el intestino no sufren normalmente de morbilidad. Las aves
aumentan de peso normal o casi normalmente y no hay mortandad. La morbilidad o mortandad
se producen solamente cuando hay inflamación severa o enteritis. Si el intestino no aparece
inflamado, a veces no es necesario tratar al lote. Sin embargo, en determinadas condiciones, la
E. acervulina evoluciona y se convierte en un problema grave. Por lo tanto, la presencia de las
lesiones blancas arriba mencionadas debe servir de alerta al avicultor respecto a una posible
infección seria ante la cual se hará necesaria una medicación eficaz.
Eimeria necatrix
Síntomas. La E. necatrix. Esta especie de cocidio pude producir formas agudas o crónicas de
enfermedad. En el primer caso, las aves mueren a veces a los 5 a 7 días de contraída la
infección. En otros casos, la enfermedad puede ser prolongada y las aves pierden mucho peso,
el curso de un ataque agudo, se ve sangre en las heces.
Lesiones. La lesión típica que se observa en las necropsia de aves infectadas por la E.
necatrix es el espesamiento o gran inflamación del intestino delgado. Hay zonas
hemorrágicas en el lado externo del intestino fácilmente identificabas. El órgano contiene
profusión de mucosidad sanguinolenta y es común que los ciegos estén llenos de sangre
proveniente del intestino.
(A fin de diferenciar la coccidiosis por E. necatrix de la que produce la E. tenella, se debe abrir
Eimeria tenella
Síntomas. La E. tenella.. Esta especie provoca la coccidiosis cecal, comúnmente llamada
"coccidiosis sangrienta" debido a las frecuentes y copiosas descargas de los ciegos de las aves
infectadas. Las hemorragias comienzan, normalmente, al quinto día de contraída la infección.
Sin embargo se nota desde antes de esa fecha una leve merma del consumo de alimento, y las
heces tienden a volverse acuosas. Las aves se acurrucan y encogen la cabeza y las plumas se
les erizan. La coccidiosis cecal ataca principalmente a pollos jóvenes pero no suele hacerlo
antes de los 10 ú 11 días de edad. (La resistencia adquirida por la exposición moderada y
continua tiende a salvaguardar a las aves adultas de la coccidiosis cecal). La mortandad puede
llegar a ser elevada.
Lesiones. Los ciegos aparecen hinchados y llenos de una masa sanguinolenta proveniente de
la hemorragia de los vasos sanguíneos de la pared interior de los mismos. Las aves
sobrevivientes presentan núcleos blancos o rosados en los ciegos, formados por células rojas,
ooquistes, pus y materia fecal. Esta materia en descomposición puede causarle al ave un
estado tóxico. (Los núcleos cecales, sin embargo, suelen romperse y pasar a las heces
alrededor del octavo día de contraída la infección luego de lo cual el ave se recupera.)
Tipos Menores de Coccidiosis de los Pollos.
E. brunetti; En las infecciones moderadas, hay engrasamiento de la mucosa en la mitad inferior
del intestino delgado, recto, cloaca y ciegos. También se puede presentar un exudado catarral
sanguinolento y vetas cortas y rojas en el intestino inferior y en el recto. En las infecciones
graves, la pared interior del intestino delgado puede escararse. A veces se encuentran núcleos
caseosos ulcerando la porción más angosta de los ciegos, pero el resto de los mismos se ve
sólo hinchado. E. máxima: Dentro de la sintomatología que evidencia esta especie, se cuentan
la dilatación del intestino delgado y engrasamiento de la pared. Aún cuando la superficie serosa
puede presentar hemorragias tenues, el contenido no es sanguinolento sino que torna más
bien la forma de una mucosidad espesa de color grisáceo, amarronado o rosado. Las heces
suelen presentar manchas de sangre. E. mivati: Algunos de los síntomas que se presentan
son: congestión, hemorragias puntiformes y placas blanquecinas en el tercio superior del
intestino delgado con cierta diseminación en la porción inferior del mismo, ciegos y recto.
E. hagani: Los síntomas principales de presentación más frecuente en la mitad superior del
intestino delgado son: puntos hemorrágicos redondos y pequeños y enteritis catarral severa en
el duodeno y mitad superior del resto del intestino delgado. Las lesiones en la mitad inferior son
comparativamente pocas. No hay lesiones características que permitan individualizar a esta
especie. E. praecox: Prácticamente, no hay reacciones inflamatorias a la infección por esta
especie ya que la misma evoluciona en el tercio superior del intestino delgado. Son muchas las
opiniones autorizadas que concuerdan en que la E. praecox no causa daño directo a los
tejidos. E. milis: Esta especie puede crecer a lo largo de todo el intestino delgado sin producir
daños apreciables. La mayor parte de su crecimiento se concentra, sin embargo, en la mitad
superior. Por lo general, no hay hemorragias ni lesiones graves.

1) La enteritis, que E. coli puede provocar directa o indirectamente. Las bacterias en grandes